Una experiencia que no se puede definir con palabras.

Es difícil empezar un texto con algo que no puedes expresar, se tiene que vivir esta experiencia para saber lo especial que te pueden llegar a sentir.

En mi pabellón había personas bastante graves pero llegabas tu y con un simple “buongiornno” y una caricia les sacabas una gran sonrisa con las pocas fuerzas que tenían te dedicaban su sonrisa y es algo que te satisface tanto que no se puede expresar.

Muchísimas gracias a la Fundación Alberto Mileno Onlus que me han hecho sentirme como en mi casa, y sobretodo a mis compañeros por todos los apoyos y risas juntos, sin vosotros no hubiera sido lo mismo. Gracias.

PD: si tenéis la oportunidad, aprovecharla, luchar por esta experiencia que es muy bonita.

image

image

Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s