Grazie mille CDC

​Con una elección desafortunada elegí reparto ragazze, sin saber ni que quería decir.

Al poco tiempo se decidió que ese sitio no podria ser para mi.

Sin saber lo que me depararía el destino  acabé en la tercera planta de un lugar con encanto, en un sitio llamado CDC,o lo que es lo mismo Casa Di Cura. No conocía a ninguna de mis 3 compañeras que por su suerte o elección propia estaban ese lugar, allí estábamos, 3 personas que querían aprender y dar de sí mismo lo mejor posible, y yo, que seguía descontento por mi suerte, ya que la idea de estar solo con ancianos no me gustaba.

Lo que no sabía es lo que desde arriba me tenías preparado.

Los que me conocen saben el porqué empecé este camino y lo que significa para mi terminarlo, mi ilusión vino de parte de un pilar básico en mi vida, al tener que cuidarte como si ya tuviese unos conocimientos de Auxiliar o incluso de enfermero.

Y de repente… te fuiste en mis manos y el camino debía continuar.

El primer día de tirochinanti fue raro, hasta que de repente por cosas de la vida me di cuenta de que la compañera de Erasmus era una crack, de que los compañeros de trabajo eran gente genial,y lo más importante que tu estabas allí en otro cuerpo, pero eras tú.

Con pelo cano y sin compartir idioma te hiciste entender para preguntar mi nombre y tus siguientes palabras fueron:

Jonatan, tu sei un buono ragazzi, eres amable y cariñoso.

Aquellas palabras me llegaron al corazón, te ganaste mi cariño desde el momento cero.

Al día siguiente tenía la obligación de, antes de ponerme la ropa de trabajo, ir a darte los buenos días, y así a sido durante estos cortos 14 días.

Hoy tocaba despedirse de todos, la emoción y tristeza se mascaban, aguantando las lagrimas fui despidiéndome de cada una de las personas con la que allí me había cruzado y agradeciendo su buen trato.

De repente llegué a tu habitación que por elección propia era la última que quería visitar, y allí estabas esperando mi despedida, con lágrimas en los ojos nos depedimos y mi llanto se rompió al escucharte decirme que habían sido tan bueno contigo como si fuese tu nieto.

Me llevo de ti tantos momentos tantas sonrisas y ese beso en mi mejilla que me hizo recapacitar y recordar que tu cuerpo ya no está pero me acompañas adoptando otro cuerpo por estar a mi lado.
Jonatan (IES Salvador Allende)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s