Disfruto cada segundo

Jairo Ayala Trenado (I.E.S. Jimena Menéndez Pidal – Fuenlabrada)

Yairo, Jaironman, Yairo de fuego, de mi para todos pero también para mí:

Que bello es vivir, a mí me gusta cada cosa que la vida nos ofrece, el placer me reconforta y el dolor me fortalece.

Disfruto de cada segundo intentando guardarlos en lo más profundo de mi ser porque sé que he vivido más de lo que recordaré, dos semanas impresas en mi piel para que el mundo vea y aprecie una mínima parte de lo que es la Belleza de vivir, la Belleza de conocer portadas de libros comunes que contienen historias tan dolorosas como maravillosas.

Todos en algún momento que puede durar más o menos perdemos la fe, la confianza y hasta las ganas de confiar en todo y en todos pero la vida va y viene constantemente y cuando menos lo esperas te ilumina a toda potencia quitando la mayoría de manchas negras que vamos acumulando a lo largo de nuestra vida, nos depura, nos hace vibrar aún sin latido.

Yo creo que hemos aprendido a ayudarnos a nosotros mismos a refugiarnos en nuestro dolor común de una forma inigualable.

Tanta calidad humana a tanta distancia de nuestros orígenes hacen que valga la pena este tipo de experiencias, son como puertas que te llevan a más puertas atravesándolas cada vez con más decisión y disfrute.

Conocer a los que ya conocías y conocer a los que vas a seguir conociendo, vivir, seguir aprendiendo los unos de los mismos y también de los otros enriqueciéndote más cada día y despertando sentimientos que creías enterrados y guardados bajo llave.

Qué gran suerte he tenido de estar aquí y ser aquí, coleccionando perlas que brillan con luz propia.

Te das cuenta de que cualquier lugar puede ser hogar, un hogar llamado mundo, que con un gesto das sentido a una frase, que lo más importante se entiende y no precisa de palabras.

Porque lo importante es simplemente darse cuenta.

He aprendido lo que se aprende y lo que no también, todo aporta e importa.

No precisamos culturas ni idiomas lo que da sentido a La Vida somos nosotros mismos.

Nos han dado a elegir y nos hemos elegido.

Brindo por Peroni.
Brindo por Federica.
Brindo por Francesco.
Brindo por Cristiana.
Brindo por Franca.

Mención especial sin lugar a dudas al restaurante Da Mimi que no nos ha dado sólo comida sino también humanidad, nunca me he sentido tan especial en un sitio de lo más común.

Brindo por los limoncello y por los caffé latte.

Brindo por todas las clases de pasta que he comido cada día, miles y miles de tipos de pasta que hacían que soñase con más pasta y por supuesto en italiano.

Brindo por Vasto.

Y brindo en especial por mis compañeras de viaje, por haberme dejado enamorarlas y sin querer queriendo haberme enamorado yo de ellas también. Podéis mover el mundo con solo una pestaña y creo que esto os ha servido para que lo sepáis vosotras también.

Ya sabía quiénes erais pero ahora se también quiénes podéis ser.

Grazie a tutti, un grande piacere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s